More Website Templates @ Burinf.es - Noviembre, 2017!

Diferencias entre divorcio y separación de hecho

En el post de hoy queremos dar unas pinceladas sobre dos conceptos muy básicos pero que en muchas ocasiones pueden causar confusión (y de hecho lo hacen) entre los clientes de un despacho: el divorcio y la separación de hecho.

¿Qué es el divorcio?
El divorcio es la causa de disolución del matrimonio caracterizada por la ruptura del vínculo conyugal en virtud de una decisión judicial, ya sea a petición conjunta de ampos cónyuges o de uno solo, atendiendo a los requisitos establecidos en la ley.
Image 1
Tras la modificación producida en el Código Civil por la Ley 13/2015, de 1 de julio, no es necesario invocar una causa concreta de divorcio, siendo suficiente que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio. Puede solicitarse el divorcio antes de que transcurran los mencionados tres meses por causas excepcionales de riesgo para el cónyuge demandante o para los hijos.
Hemos de destacar aquí que no han sido pocas las ocasiones en que han acudido clientes al despacho con ideas grandilocuentes de que el divorcio ha de basarse en una infidelidad o en una mala relación con la otra parte.
El divorcio puede ser contencioso, si uno de los cónyuges demanda al otro; puede ser de mutuo acuerdo o se puede solicitar por un cónyuge con el consentimiento del otro, todo ello vía judicial.
Tras la reforma de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, a día de hoy, también puedes divorciarte si es de mutuo acuerdo ante el Letrado de la Administración de Justicia presentando un Convenio Regulador o ante el Notario realizando una Escritura Pública.

¿Dónde se regula el divorcio?
Todo esto está regulado en los artículos 85 y siguientes del Código Civil. Complementando todo ello con la Ley de Jurisdicción Voluntaria, Ley 15/2015 de 2 de julio.

¿Qué es la separación de hecho?
Se trata de aquella situación, en la que el matrimonio decide no continuar con su relación, es decir, que dejan de convivir, pero el vínculo matrimonial continúa, ya sea por común acuerdo o porque uno de los dos abandona el domicilio conyugal.
Image 1
Si se alarga mucho en el tiempo la separación de los cónyuges, podría llegar disolverse la sociedad de gananciales si se acredita correctamente esa separación; de hecho, los bienes que adquiera uno de los cónyuges desde la fecha de inicio de la separación pasarán a ser privativos, y no irán para la sociedad de gananciales (en el caso de que se haya constituido así el régimen matrimonial, ya que no olvidemos que también existe la separación de bienes como régimen).

¿Dónde se regula la separación?
La separación está regulada en el Código Civil, en los artículos 81 y siguientes.

Entonces, ¿cuál es la diferencia principal entre divorcio y separación de hecho?
Ahora que ya conocemos los dos conceptos, a efectos prácticos, la principal diferencia entre divorcio y separación de hecho reside en que cuando una pareja se divorcia, el vínculo matrimonial queda disuelto y, por lo tanto, pueden volver a contraer matrimonio con otra persona. Por el contrario, en caso de que el matrimonio finalice por separación de hecho, las dos personas que se separen no pueden volver a contraer matrimonio ya que en ese caso el vínculo matrimonial no ha quedado disuelto.
Por ello, es básico y fundamental tener muy presentes estos dos conceptos a la hora de finalizar nuestra relación con nuestro cónyuge.