More Website Templates @ Burinf.es - Noviembre, 2017!

Custodia compartida de hijos menores

Es cada vez más frecuente el ver sentencias de custodia compartida en casos de divorcios contenciosos. Por ello, traemos hoy un post donde explicamos conceptos básicos de este tipo de medidas.

¿Cuándo se puede solicitar?
La guarda y custodia surge cuando los padres no pueden cumplir con su función continua de tener hijos en su compañía como contenido de la patria potestad y como consecuencia del divorcio. De este modo, la titularidad de la patria potestad puede seguir siendo conjunta y la guarda y custodia también.
Image 1
El progenitor que presente la demanda de divorcio puede solicitar la custodia compartida de los hijos menores; el progenitor demandado también puede solicitar la mencionada custodia en la contestación a la demanda; o pueden los progenitores, de mutuo acuerdo acordar esta medida haciendo un convenio regulador. La jurisprudencia actual, tenderá a considerar esta opción como la más aconsejable para los intereses de los menores si se cumplen ciertas características:

a) Aptitud de los padres para crear un entorno adecuado alrededor de los hijos y que les permita educarlos correctamente.

b) Que los progenitores estén dispuestos a mantener buenas relaciones personales para garantizar el buen crecimiento emocional de los hijos.

c) La opinión de los hijos menores y el número de hijos; siempre que sean mayores de 12 años y tengan el suficiente juicio para decidir si quieren vivir con los dos progenitores.

d) Los horarios de trabajo y actividades de los progenitores y de los hijos, también la cercanía de las diferentes viviendas.

e) Podría pedirse un informe legal elaborado por especialistas ( médicos forenses del propio juzgado) para comprobar si es lo más adecuado para los menores, pero lo que está claro es que los progenitores deben de estar de acuerdo y poner todo de su parte para que se les conceda la custodia compartida.

f) La ausencia de sentencias de violencia doméstica o sobre la mujer que hayan perjudicado a la familia en algún momento.


¿Hay un mínimo de edad para ello?
Tal y como ya hemos dicho en el primer apartado, se tendrá muy en cuenta por el juez la opinión de los menores a la hora de decidir con quien quieren vivir, sobre todo a partir de los 12 años. Una vez que sean los hijos mayores de edad podrán decidir por ellos mismos con quien quieren vivir.
En determinadas ocasiones, es necesario realizar un informe psicosocial de la unidad familiar para analizar las consecuencias de una custodia compartida o la custodia para alguno de los progenitores.
Pero, en conclusión, no, no hay un mínimo de edad (del menor) para otorgar la guarda y custodia de los hijos menores.

Image 1
¿Qué opina la Jurisprudencia al respecto?
La STS de 30 de mayo de 2016, recoge que la finalidad de la custodia compartida es establecer un modelo lo más parecido al modelo existente antes de la ruptura y garantizar al tiempo a sus pares la posibilidad de seguir ejerciendo sus derechos y obligaciones inherentes a la patria potestad y de participar en igualdad de condiciones en el desarrollo y crecimiento de los hijos”.
SSTS 04 de octubre de2009 y 29 de abril de 2013, entre otras “debe estar fundada en el interés de los menores que van a quedar afectados por la medida que se deba tomar, que se acordará cuando concurran criterios tales como la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor y sus aptitudes personales; los deseos manifestados por los menores competentes; el número de hijos; el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los hijos y el respeto mutuo en sus relaciones personales; el resultado de los informes exigidos legalmente, y, en definitiva, cualquier otro que permita a los menores una vida adecuada, aunque en la práctica pueda ser más compleja que la que se lleva a cabo cuando los progenitores conviven”.
En resumidas cuentas, es recomendable que la guarda y custodia de los menores sea compartida por ambos progenitores, todo ello en aras de un mejor desarrollo y educación de los hijos, ya que son los grandes perjudicados en las crisis matrimoniales. Hay que tener en cuenta, que esto no puede ser aplicado de manera genérica, sino que debe de ser el Juzgador el que habrá de entrar a conocer de forma exhaustiva y detallada las circunstancias personales, sociales, familiares y ambientales del menor más su opinión si fuera necesaria por tener éste suficiente razón.
En Dexia Abogados somos expertos en la materia, ¡contacte con nosotros y te ayudaremos con cualquier problema al respecto!