More Website Templates @ Burinf.es - Noviembre, 2017!

Cómo iniciar un proceso penal (III)

A continuación analizamos la tercera vía que existe para dar comienzo a un procedimiento penal, que es la de que un propio juzgado instructor, de oficio, lo haga.

La iniciación del proceso penal de oficio por el juez, está reservada a aquellos delitos clasificados por el Código Penal como de carácter público. Si el juez toma conocimiento de la “notitia criminis”, está obligado a poner en marcha una investigación penal sobre los hechos ocurridos (artículo 303 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal).

Image 1

Por lo tanto, la noticia de la comisión de un hecho delictivo no llega al juzgado en forma de querella o denuncia previa, esto es lo que se denomina “conocimiento de oficio”. Los modos más relevantes de conocimiento directo por el juez son:

1. Voz pública.

Es la difusión de la opinión de que se ha cometido un determinado delito por una persona.

2. Notoriedad.

Es la admisión por parte de la generalidad de personas del lugar que se ha cometido un delito.

3. Flagrancia.

Se comete el delito y el órgano judicial está presente en ese mismo momento.

4. Confidencia.


¿Sería el juez el que ejercería la acción penal?

El artículo 102.3 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal prohíbe el ejercicio de la acción penal a los Jueces y Magistrados.

Esta forma de iniciar el proceso penal, de oficio, no significa que sea el juez el que ejerza la acción penal porque se vulneraría el principio acusatorio. Deben darse una serie de requisitos, que son que un acusador particular o popular sostenga la acusación o que sea el Ministerio Fiscal el que sostenga la acusación como acusador público.