More Website Templates @ Burinf.es - Noviembre, 2017!

¿QUÉ ES LA APROPIACIÓN INDEBIDA?

El delito de apropiación indebida recogido en el art. 253 del Código Penal está considerado como un delito especial, ya que la acción típica de apropiarse o negar haber recibido la cosa mueble únicamente constituye infracción penal cuando la lleva a cabo quien la haya recibido en depósito, comisión o custodia, o por cualquier otro título que produzca obligación de entregarlos o devolverlos.
Pongamos un ejemplo:
El sujeto A y el sujeto B compran un billete de lotería y por suerte, les toca. Para asegurarse de que no van a perder el billete de lotería, el sujeto A se ofrece a cobrar el dinero directamente en su cuenta y hacerle una transferencia a B con la mitad de la cuantía ganada; todo lo dicho lo recogen por escrito y firman ambas partes.
Image 1
Habría delito de apropiación indebida si el sujeto A se negara a transferir a B el dinero que le corresponde, ya que existe un título jurídico que obliga al sujeto A.
En general, se entiende que en todos aquellos casos en que el dinero se entrega sin la voluntad de transmitir la propiedad, la apropiación del mismo permite la aplicación del art. 253 del CP.
“El acusado tuvo voluntad de privar definitivamente del dinero a su dueño”; “se condena al acusado por la comisión del delito de apropiación indebida (…)”, STS de 28 de diciembre de 2002.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA CON LA APROPIACIÓN ILEGÍTIMA?


Este delito está castigado con una pena inferior a la apropiación indebida y está recogido en el art. 254 del Código Penal. Se comete este delito cuando, fuera de los casos del artículo anterior se produce una apropiación de cosa mueble ajena, cuando no existe un título (depósito, comisión o custodia) que te obligue a devolver el dinero.
Pongamos un ejemplo:
El sujeto A ingresa al sujeto B 20.000.-€ por error en su cuenta. Entre ellos no existe ningún título que obligue a B a devolver el dinero a A, porque repito, ha sido un error. Si B no quisiera devolver los 20.000.-€ estaría cometiendo un delito de apropiación ilegítima.
“Los acusados no han cometido propiamente un delito de apropiación indebida (…) puesto que no existe título jurídico alguno que justifique la posesión del dinero, toda vez que se transfirió por error del transmitente”, STS de 19 de junio de 2015.

¿HA AFECTADO LA LO 1/2015?


Tras la reforma del Código Penal se ha unificado el contenido de los anteriores arts. 253 y 254 que describían, como tipos especiales de apropiación indebida, la apropiación de cosa perdida o de dueño desconocido, figura intermedia entre el hurto y la apropiación indebida (en ocasiones denominada hurto de hallazgo) y la apropiación por error en el transmitente, que castigaba el supuesto de apropiación de un bien transmitido por error del transmitente, aun cuando esta modalidad no era una auténtica apropiación indebida pues el sujeto activo no existía un primer estadio de posesión válida y legítima sino que recibía por error. La nueva redacción del art. 254 del CP supone una cláusula de cierre del régimen penal de la apropiación indebida (“fuera de los supuestos del artículo anterior”).

¿QUÉ PENA RECOGE EL CÓDIGO PENAL PARA ESTOS CASOS?


Delito de apropiación indebida del art. 253 del CP
El Código Penal remite a las penas recogidas en los delitos de estafa. El art. 249 del CP dice que la pena básica que se impondría sería de 6 meses a 3 años (teniendo en cuenta las circunstancias como la cuantía apropiada indebidamente, el perjuicio ocasionado…)
La modalidad agravada del art. 250 del CP recoge penas que van de 1 a 6 años o multa de 6 a 12 meses. Este artículo es “numerus clausus”, es decir, que debe darse la circunstancia concreta señalada en el CP. Pongamos un ejemplo: Que un gran empresario con importante fama en el mercado utilice su posición para apropiarse indebidamente del dinero de sus clientes; este caso estaría tipificado en el art. 250.1.6º del CP.
Si lo apropiado indebidamente tiene un valor inferior a 400.-€, se impondrá una pena de multa de 1 a 2 meses.
Delito de apropiación ilegítima del art. 254 del CP
Este artículo recoge la pena de 3 a 6 meses para el tipo penal básico; pena de prisión de 6 meses a 2 años cuando la apropiación recaiga sobre un bien con valor histórico, cultural, artístico o científico; y por último, si lo apropiado ilegítimamente tiene un valor inferior a 400.-€, se impondrá una pena de multa de 1 a 2 meses.